Tu Análisis FODA antes de iniciar tu emprendimiento.

Publicado en por Esteban Rama Ramírez Vildoso

ABC para emprendedores: FODA

Por Esteban Rama Ramírez Vildoso.

Formar un negocio, un nuevo negocio, es una tarea emocionante. Para unos es un reto, para otros es algo divertido. Pero más allá de la pasión que es lo que mueve al emprendedor a lograr muchas cosas, se hace necesario entender que el conocimiento es a fin de cuentas lo que te mantendrá a flote y la visión y creatividad te mostrará o dejará ver las verdaderas oportunidades.

¿Por qué fracasan algunos negocios que parecían buenas ideas? ¿Cuales son las diferencias entre los que fracasan y los que tienen éxito? Esas son preguntas difíciles de responder a la ligera. Lo cierto es que aun cuando se tiene un buen plan de negocios y una estrategia efectiva las cosas pueden no marchar bien y ocurre el fracaso. ¿Qué fue lo que ocurrió? Definitivamente algo falló y para saberlo se tiene que hacer un análisis retrospectivo muy minucioso de las situaciones que provocaron la falla y el fracaso. Entonces ¿Que se debe hacer para evitar el fracaso? Definitivamente se debe hacer un plan realista que incluya todas las situaciones posibles.

Pero antes y más importante aún, debes analizar si el negocio que vas a emprender es el correcto para ti. Es decir, ¿Te conoces a ti mismo? ¿Que habilidades tienes? ¿Hasta dónde puedes llegar al explotar esas habilidades? ¿Puedes mejorarlas y hacer que trasciendan? Sin duda el escoger negocios rentables no garantiza el éxito. Siempre hay un precio que pagar, y posiblemente no estemos preparados para ello o simplemente no podemos pagarlo. Es decir, se requiere sacrificio de muchas horas en aprender, planear, plantear y resolver los problemas iniciales y sobre todo el conocimiento del negocio, que nos acortará la distancia hacia los objetivos. ¿Cómo empezar?

Perder el miedo al fracaso

Algunas personas no tienen plena consciencia de si mismas y de esta forma es más probable el fracaso, y aunque el fracaso es doloroso, también enseña. Sin embargo y aún con consciencia de si mismo en ocasiones no aprendemos lo que se debe aprender de un fracaso. Se necesita capacidad de análisis para minimizar el riesgo al fracaso o al menos para entender que fue lo que se hizo mal, no se hizo, se dejó de hacer, se hizo de más, etc.

Aquí hay algo importante que resaltar. Un alto porcentaje de los emprendedores abandona el negocio en el primer fracaso. También es cierto que los fracasos pueden ser muy costosos, pero entonces, eso nos demuestra que no hicimos un buen plan de negocios y que la falla puede estar ahí. El fracaso solo nos enseña que la forma que se eligió para hacer algo, no es la correcta y por ley de probabilidades, entre más fracasamos, más cerca estamos del éxito.

¿Un negocio? si, pero de qué.

El definir el giro de nuestro negocio puede ser como estar en un laberinto sin salida. No te compliques la vida. La respuesta está dentro de ti. Debes conocerte para poder identificar tus habilidades y carencias, tener visión para descubrir las oportunidades de negocios y para identificar los problemas potenciales. Esto se llama Matriz FODA y sirve para analizar en detalle las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas ya sea de una empresa o una persona (en inglés se llama <SWOT> Strenghts Weaknesses Opportunities and Threats).

Aquí debemos entender plenamente cuales cosas dependen de ti (los llamaremos factores internos) y cuáles no dependen de ti (los llamaremos factores externos) y en ambos existen aspectos positivos y aspectos negativos, y se ordenan como se ve el la figura siguiente. Hay que mencionar que tampoco debemos escoger un negocio por estatus o imagen social. Si no tenemos los conocimientos o las herramientas para sobresalir solo haremos el ridículo y perderás credibilidad y autoridad, conduciéndote directo al fracaso.



Pues bien, comienza:

En qué eres bueno o qué tienes?

Si eres honesto contigo mismo decidir será fácil, de lo contrario, puede ser el inicio de problemas mayores. Tu escoges. La mayoría de las ocasiones se comete el error de confundir una habilidad con algo que nos gusta. Por ejemplo, hay una persona a la que le gustan las plantas y tiene un jardín muy bonito, pero no sabe como podarlas o regarlas, como preparar la tierra para sembrar, o no distingue a una planta de otra, pero en cambio, tiene muy buen sazón, es creativo en la cocina y sabe improvisar. Aunque le gusten las plantas, su habilidad es cocinar.

¿Pero cuales de tus habilidades debes considerar? TODAS. La oportunidad de negocio puede estar en cualquier parte y aún si no tienes una habilidad propia, puedes promocionar a alguien que si la tenga y obtener un beneficio alterno. El poder relacionarse con las demás personas, también es una habilidad, hoy en día muy valorada, especialmente en el área de ventas y relaciones públicas. A esta lista le llamaremos FORTALEZAS.

¿Qué cosas no sabes o no tienes?

También siendo honesto contigo, debes saber en qué no eres bueno o no tienes conocimiento y experiencia. Aunque esta lista podría ser interminable, para este análisis nos concentraremos más en las habilidades pero será la lista de las cosas que no sabes o no tienes, la que te diga si el negocio es para ti o no, o te indicará el precio que hay que pagar para iniciar un negocio. Dije iniciarlo, no dije tener éxito. No es lo mismo. Por ejemplo, Si no conoces el manejo de alimentos para poner una cocina económica, debes aprender. Aprender el manejo de alimentos sería el precio que estarías pagando para iniciar el negocio.

Habrán cosas mucho más complicadas que te indiquen que determinadas actividades no son para ti. No es malo aceptarlo, al contrario, te permite eliminar de tu lista de posibles actividades, aquellas en las que, al menos de momento, no tienes posibilidad con ellas. Entre más opciones elimines, más cerca estarás del negocio que es para ti. ¿Qué otra cosa puedes escribir en esta lista? Bien. Si no tienes un capital suficiente debes anotarlo en esta lista. Hay muy buenas ideas detenidas por falta de dinero para emprender. Aquí es importante saber que alguno de los elementos en esta lista puede ser superado y pasa a la lista de las fortalezas. A esta lista le llamaremos DEBILIDADES.

¿Habías notado algo especial?

Algo como ¿Una calle muy transitada por peatones o automóviles? o ¿Conoces a varias personas que por ir a trabajar no tienen tiempo de desayunar en casa? ¿Cerca de tu casa no hay quien arregle un ventilador y tu sabes hacerlo? ¿Sabes de una buena idea de negocio que está funcionando en otra ciudad? Todas estas son oportunidades de negocio. En ocasiones es difícil ver o saber de las necesidades y mucho más difícil es tener una idea que se convierta en un buen negocio. Pero esto se soluciona hablando con la gente y estando cerca de ella.

Si platicando te das cuenta que más de dos personas tienen el mismo problema, esa puede ser una oportunidad que no debes dejar pasar. Si sabes de empresas que estén cerca de tu domicilio, ¿Podrías llevarles la papelería que necesitan? esto podría ser un negocio muy redituable, sin mencionar desayunos, golosinas, bebidas y otras cosas. En cualquier lugar  puede encontrarse una oportunidad de negocio, pero también se debe analizar los pros y contras de cada uno de ellas y eso te va poniendo más claramente cual es el negocio para ti. Hay que analizar algunos factores como que tiempo puedes y debes dedicarle, Facilidad para conseguir lo que necesitas para desarrollar tu negocio, etc. A esta lista la llamaremos OPORTUNIDADES.

¿Hay competencia?

Si estás definiendo el giro del negocio que emprenderás, esta parte puede estar vacía. Pero si ya quedan pocas opciones en tu lista, esta lista a la que llamaremos AMENAZAS te ayudará en definitiva para tomar decisión. De las opciones de tus listas anteriores, principalmente de habilidades y oportunidades, piensa cuidadosamente y sé realista. Esta es la lista en la que se cometen la mayor cantidad de errores. El no hacer todas las consideraciones pertinentes, puede llevarnos al fracaso, por muy hábiles que seamos o por mucho capital que tengamos. Esto tiene que ver con los factores externos que afectan al negocio. Aunque estos efectos pueden ser contrarrestados con una estrategia bien planeada, no se garantiza invulnerabilidad a las amenazas. Son varios los factores a considerar, pero los principales son los costos de tus materiales y operaciones, la demanda de tu producto o servicio y la competencia.

Es decir, ¿Puedes ofrecer un buen precio con los costos de materiales y operación mas tu utilidad? O si sale al mercado un producto que sustituye al tuyo, ¿la demanda de tu producto podría bajar? Si la competencia tiene un producto mejor a un mismo o menor precio, ¿Qué debes hacer? Si la competencia entrega a domicilio un mejor producto a un mejor precio, ¿Debes implementar un plus y al menos igualar o superar a la competencia? Aunque ya estoy comentando algo del siguiente tema, es importante mencionarlo ya que de no hacerlo, estamos subestimando a la competencia y ese es el peor error de todos. Después de todo, es preferible buscar un negocio donde la competencia no sea problema, pero aún si, debes estar preparado por la competencia futura.
Englobando todo el proceso, podría ser importante escuchar a personas que tengan más experiencia que tu, en términos generales. Nunca ha estado demás escuchar las opiniones de otras personas que conozcan más acerca de negocios. Es muy fácil para algunas personas decir ?Fulano puso un negocio de (lo que sea) y le va muy bien, ¿Por qué no haces lo mismo?? Recuerda que lo que es bueno para unos, puede no serlo para otros, ya que son situaciones y personas distintas.


    TAO de Warren Buffet

    - Absténgase de un negocio que no comprende
    - No se necesitan conocimientos avanzados para saber invertir
    - Cuando la marea baja descubres quien se baña desnudo
    - Nunca le preguntes al barbero si necesitas un corte de cabello
    - Nunca temas pedir demasiado cuando vendas ni ofrecer poco cuando compres
    - Aprovéchate de la histeria en vez de ser parte de ella
    - Si un negocio va bien, con el tiempo las acciones acabarán yendo bien
    - Cuando en el mercado todos están felices, el precio se dispara
    - Si estás en un hoyo, lo más importante es no seguir cavando

                                                                                                                                                  R a m a  r  t

Etiquetado en Rama Tips!

Comentar este post