LA DIRECCIÓN DE LAS LÍNEAS DE LA ESCRITURA II.

Publicado en por Esteban Rama Ramírez Vildoso

Los rasgos de la escritura reflejan de manera inconsciente nuestra personalidad y nuestros procesos mentales. De ahí que aprender a interpretarla sea una herramienta de autoconocimiento verdaderamente útil. En esta sección intentaremos enseñarle a hacerlo de la manera más sencilla posible. Ojalá lo consigamos.



LÍNEAS CONVEXAS Y LÍNEAS CÓNCAVAS
El aspecto que presenta un escrito con líneas convexas es muy característico y lo reconoceremos fácilmente ya que las líneas tienden a ascender al principio del renglón y poco a poco tienden al descenso formando una especie de colina muy suave en su trazado.
La equivalencia psicológica de este rasgo se puede definir como la típica de aquellas personas que empiezan las cosas con ilusión, relajadamente, pero que a lo largo del camino van perdiendo la motivación o las fuerzas iniciales, decayendo en su intento. Son personas que tienden a abandonar los temas sin terminarlos.
Si detectáis este rasgo con claridad en un compañero de trabajo, de equipo o en un socio ya sabéis el terreno que pisáis; y, en consecuencia, estaréis en condiciones de adoptar las precauciones oportunas. Porque podéis tener la seguridad de que, aunque esa persona en principio parezca entusiasmada por un proyecto, en cuanto surjan las primeras dificultades se desmotivará y es más que posible que abandone dejándoos tirados.

ESCRITURA DE LÍNEAS CÓNCAVAS
A nivel grafognómico reconoceremos con facilidad este tipo de escritura porque sus líneas empiezan con tendencia al descenso y posteriormente, de forma suave, tienden a ascender.
Si antes describíamos las líneas convexas como una suave meseta, las líneas cóncavas darían la imagen totalmente opuesta: serían como una meseta invertida.
En cuanto a la Grafotecnia, la interpretación psicológica de este tipo de escritura es lógicamente opuesta a la anterior: se trata de personas que empiezan los proyectos con pocos ánimos pero que a lo largo del tiempo se van creciendo con las dificultades. Son auténticos "saltadores de obstáculos" de modo que cada problema que logran superar les motiva más para continuar con el proyecto, les resulta muy gratificante y les recarga las pilas claramente.
Todos conoceréis el típico caso del alumno que suspende una y otra vez una determinada asignatura y que cuando su amor propio llega a verse afectado se prepara dé tal manera que no sólo la supera sino que se sitúa a la cabeza del curso y se siente bien porque ha superado un reto.

LÍNEAS RÍGIDAS
La escritura de líneas rígidas siguen la línea recta de modo absoluto. Es posible que la escritura sea horizontal, descendente o ascendente, pero las líneas serán siempre perfectamente rectas, rígidas.
Al hacer la interpretación psicológica, encontramos en este caso a una persona recta, noble, que sigue sus directrices sin vacilaciones, con exactitud; será una persona segura de sí misma, de lo que piensa, de lo que hace, de cómo lo hace... Pero si todo eso lo lleva al extremo podemos encontrarnos con una persona que brille por su exceso de rigidez, por su falta de flexibilidad, pudiendo llegar al fanatismo en sus opiniones... Como siempre, hay que analizar el conjunto.

LÍNEAS SINUOSAS
El trazado de este tipo de líneas es muy característico y fácil de identificar. Ved los gráficos correspondientes y seguro que sobran las definiciones. Podemos decir, en todo caso, que la imagen de una línea sinuosa sería como la huella que deja en la arena una serpiente a lo largo de sus desplazamientos: son todo ondulaciones.
La sinuosidad puede ser evidente en las líneas e igualmente puede afectar a las palabras; y puede darse a lo largo de todo el cuerpo de escritura o aparecer sólo en algunos lugares, en cuyo caso la interpretación psicológica será muy concreta respecto a lo que ponga en el texto donde aparece la sinuosidad (llegados a este punto podríamos hablar de cómo el subconsciente aflora a veces delatando al mentiroso pero esto lo dejaremos para el próximo mes a fin de poder dedicarle más espacio).
Terminamos, pues, conociendo la interpretación psicológica de las personas cuyas líneas y palabras son claramente sinuosas. Bien, pues hay que decir que suele tratarse de personas diplomáticas, muy diplomáticas, que destacan por su flexibilidad, por su capacidad negociadora, por su facilidad para adaptarse a las circunstancias... Pero, por contra, también tienen una gran facilidad para la hipocresía y la mentira; por tanto, son personas poco fiables con las que uno nunca está muy seguro del terreno que pisa.
¡Atentos, pues, a las líneas!



Mª Jesús Escudero Villanueva
Grafóloga y perito calígrafo

Etiquetado en Rama Tips!

Comentar este post